Cerveza de alcachofas Badúm

  Cerveza de alcachofa Badúm La cerveza sigue ampliando sus maridajes adquiriendo con ello nuevos sabores y más propiedades, lo que es siempre una buena noticia para quienes aman esta bebida. Desde Cultura Líquida hemos dado a conocer ya la cerveza de zanahoria y alguna que otra variante especial dentro del ámbito artesano. Pues bien, hoy traemos a nuestro blog la cerveza de alcachofa. Esta idea es original de la empresa valenciana  Badúm y se elabora en la localidad de Benicarló, el Castellón. Con ella han encontrado en esta fórmula la menor manera de aunar vida sana y consumo cervecero.  

Cerveza de alcachofa Badúm: Qué es y qué propiedades tiene

La cerveza de alcachofa Badúm es una cerveza tostada de alta fermentación que se vende sin aditivos y sin pasteurizar. Se trata de un producto elaborado con métodos artesanales con el objetivo de mejorar el sabor, los aromas y las propiedades nutritivas de este producto. En la elaboración de esta cerveza se emplean los siguientes ingredientes: agua de Peñíscola, maltas, trigo, lúpulos, levadura y alcachofa cultivada en Benicarló. Sus productores afirman que el consumo de esta bebida ayuda a prevenir problemas circulatorios y cardiovasculares. Cervezas Badúm

Cervezas Badúm

El nombre de la empresa hace referencia a la torre medieval del mismo nombre alzada sobre un acantilado de más de 95 metros de altura en pleno paraje natural de la Serra d’Irta, en Peñíscola. Además de la cerveza de alcachofa, esta marca tiene más variedades. En este sentido podemos encontrar Cerveza Badúm Pilsen, Cerveza Badúm de Trigo y Cerveza Pumpkin Ale. Cada una de ellas está pensada para ingerirla en un momento diferente de la comida, por lo que cubren cualquier necesidad de los consumidores. Las principales características de sus cervezas son: seis variedades distintas de maltas belgas y alemanas, con colores y aromas especiales; lúpulos en flor seleccionados de distintas variedades; agua natural de yacimientos de Peñíscola y una gran cepa de levadura, que nos da un gran aroma y acompaña a la cerveza desde la fermentación hasta el momento de su consumo, ya que no filtramos la cerveza, para que la levadura siga viva en la botella. Un cóctel de ingredientes con el que consiguen unas cervezas aromáticas y muy originales.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *