¿Cubitos de hielo o hielo picado?

Cuando vamos a preparar un combinado que requiere hielo para enfriarlo nos podemos encontrar en la tesitura de no saber qué tipo de agua congelada necesita: ¿en cubitos o picado? En este post te ayudamos a discernir entre uno y otro para que seas consciente de lo que haces en cada momento. Tanto los cubitos de hielo como el hielo picado se obtienen a partir de agua que se enfría hasta solidificarse. En el primer caso adquiriendo la forma de cubo. En el segundo, destrozando los bloques o barras que han compuesto al enfriarse. Los cubitos podemos encontrarlos en dos colores sin necesidad de agregarles colorantes. Así, los encontramos cristalinos si se han congelado capa a capa, y los hay de tono grisáceo si este proceso lo han hecho de golpe. Y es que cuando el agua se enfría rápidamente las pequeñas burbujas o gases que contiene y que no solemos percibir también se congelan, por lo que su aspecto es algo turbio. [AdSense-A] Por lo general, la gente prefiere los cubitos de hielo al hielo picado porque los primeros se derriten de manera más lenta, lo que permite que la bebida se conserve fría durante más tiempo. Así, la bebida no se agua tan pronto y permite que los consumidores puedan disfrutar de su copa desde el principio hasta el final. Eso sí, esto ocurre cuando el cubito es de buena calidad. En caso contrario, terminaremos la bebida sin cubito de hielo alguno. Se puede decir que, si vamos a servir una copa en vaso de tubo o en copa ancha, lo habitual es utilizar cubitos de hielo. Son los casos, por ejemplo, del Gin Tonic o del whisky. En caso de que vayamos a servir un cóctel (como la Piña colada o el San Francisco) o un granizado está claro que optaremos por hielo triturado. Cuando vayamos a comprar cubitos de hielo es importante también que nos fijemos en el tamaño de los mismos pues podemos encontrarlos de 13, 30, 33, 40, 42 y 60 gramos. drink-384191_640

Cómo hacer cubitos de hielo duraderos

Si queremos que los cubitos de hielo nos duren más tiempo podemos fabricar unos cubitos de hielo que no se derritan nunca, con lo que evitaremos que la bebida quede aguada a medida que el cubito pierde densidad. Para conseguir cubitos de hielo que no se derritan nunca basta con que adquiramos piezas de esteatita y las mantengamos frías en el congelador hasta la hora de ser consumidas. La esteatita es un mineral que mantiene muy bien el frío. Basta con adquirir las piezas, cortarlas con el tamaño deseado, limpiarlas muy bien con agua tibia y jabón y, una vez secas, meterlas en el congelador. Si, por el contrario, esta alternativa no nos satisface, podemos recurrir al hielo refrigerante, al que se le han agregado sustancias para que no se altere tan rápidamente.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *