Diez aspectos importantes del maridaje entre pescado y cerveza

Cerveza con fish and chips La combinación entre pescado y cerveza es posible siempre que se realice correctamente. Esto incluye tener en cuenta la naturaleza del animal que se va a comer y la forma en que se ha cocinado. Prestando especial atención a los elementos que lo acompañan o a las especies que se han utilizado en su preparación. Así pues, para realizar correctamente el maridaje entre pescado y cerveza hay que tener en cuenta los siguientes aspectos básicos:
  • Cerveza y pescado azul.  Como su sabor es intenso y suelen tener mucha grasa, la cerveza suele ser una buena compañera. Y es que no solo sirve para limpiar la boca de los restos graso del bocado, sino que aporta sabores complementarios. Eso sí, siempre mejor cervezas rubias y suaves que negras e intensas.
  • Cerveza y pescados blancos. Hay que optar por cervezas muy suaves, casi sin sabor pues de lo contrario no seríamos capaces de distinguir el bocado del pescado.
  • Pescados ahumados. Independientemente del tipo de pescado, el ahumado acentúa mucho el sabor de los mismos, por lo que cuando vamos a consumirlo es mejor optar por cervezas con cuerpo como la Pilsen o la tipo Ale.
  • Cuando se trata de combinar cerveza con pescados en salazón hay que optar por las variantes ligeras que tienen un toque amargo.
  • Para aquellos platos en los que el pescado se sirve en escabeche, lo mejor es optar por las cervezas ligeramente tostadas o cualquier variedad de cerveza rubia.
Cerveza con pescado crudo
  • En los casos en los que el pescado se consume poco marinado o crudo (ya sea en forma de carpaccio o de corte propio de la cocina nipona) las cervezas suelen utilizarse para realzar el gusto de los mismos. Así pues, las cervezas ligeras y de alta gradación serán compañeras perfectas.
  • Si el pescado se ha cocinado al horno o a la brasa aprovechando todo el animal (a la espalda) se puede optar por cervezas oscuras que equilibren tanto el gusto del pescado en su plenitud como de los sofritos que, por lo general, los acompañan.
  • Para las cazuelas de pescado nada mejor que optar por las cervezas rubias que acompañen y no escondan los aderezos que se han empleado en su realización.
  • Quienes gusten del pescado frito deben saber que la cerveza rubia es una excelente compañera de maridaje. Y es que la grasa de estos pescados y los adobos a los que se somete la mayoría de ellos hacen que la cerveza conforme el tándem perfecto en boca.
  • Finalmente, para quienes desean beber cerveza con pescados sometidos a procesos de conserva deben saber que las cervezas de sabor intenso son las más apropiadas para estos maridajes. Aunque también las rubias suaves ofrecen un buen resultado al potenciar los sabores metálicos, dulces y salados que aparecen en cada una de las latas.
Así pues, si estás pensando en organizar una cena en tu hogar a base de pescado, nada mejor que optar por unas buenas cervezas para subrayar la calidad de tu guiso.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *