El mate: la infusión más popular del sur americano

El mate es una infusión que se realiza con las hojas de una hierba de la que toma el nombre. Se toma caliente mediante una cañita denominada bombilla que se coloca en un pequeño recipiente denominado también mate. Si este recipiente es de gran tamaño recibe el nombre de porongo. Aunque en la actualidad este recipiente se elabora con diferentes materiales, lo habitual era hacerlo con calabazas ahuecadas de pequeño tamaño. Se trata de una bebida amarga que utilizaban los pueblos precolombinos de América del Sur y que los conquistadores españoles adoptaron en sus campañas por el continente. Debido a su sabor fuerte es frecuente que las personas le agreguen un edulcorante que suavice su sabor. El mate contiene cafeína, por lo que tiene efecto estimulante entre quienes la toman. Además, se trata de una bebida depurativa que también tiene propiedades como tónico. mate

Preparación del mate

La hierba del mate es una planta que crece en las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay. De esta variedad de planta se emplean las hojas que se cortan y se dejan secar para poner realizar luego una infusión. Para prepararlo basta con calentar agua (es suficiente a 70 o 75 grados centígrados). Mientras esto sucede hay que llenar dos cuartas partes del recipiente (mate o porongo) con hierba mate. Luego hay que tapar la boca del mismo y agitarlo para conseguir que las partes pequeñas de la hierba se sitúen en la parte inferior y no obstruyan el interior de la bombilla. Para conseguirlo basta con agitarlo primero y ladear la hierba después. Seguidamente hay que introducir la bombilla en un lateral del mate y agregar el agua caliente sobre este mismo espacio que ocupa la bombilla. Este acto de agregar el agua al mate se denomina “cebar el mate”. [AdSense-A]

Variantes del mate

Si queremos agregar algún endulzante a nuestro mate podemos hacer dos cosas: añadir el azúcar, el edulcorante o la miel al final y, como en el caso del agua, agregarlo del lado de la bombilla. O bien, añadir el azúcar al agua caliente. Con esta segunda opción conseguimos que el dulzor sea homogéneo y se mantenga durante toda la toma. Como curiosidad hay que destacar que en algunas zonas del norte de Argentina e incluso en Paraguay, donde el mate se prepara con agua fría o, incluso, con zumo natural de naranjas. Hay personas, además, que prefieren cebar el mate con leche en lugar de agua, con lo que obtienen una infusión de sabor distinto al tradicional. Para que la bebida tenga más propiedades beneficiosas para el organismo se pueden añadir otras hierbas. Las más habituales son: coca, melisa, cola de caballo, menta o poleo. En la actualidad, el mate es una bebida que se consume con frecuencia en Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Brasil y Chile.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *