El Orujo: el aroma de los hollejos de las uvas

bodegon El aguardiente de orujo u orujo es una bebida con alto contenido en alcohol que se elabora en el norte de España, especialmente en las comunidades autónomas de Cantabria, Galicia y en Castilla León. De hecho, en Cantabria es tal su importancia que, desde el año 1991 y durante el segundo fin de semana de noviembre se celebra la Fiesta del Orujo en la localidad de Potes, en la comarca de Liébana. Una cita en la que se celebra la cosecha del año ofreciendo degustaciones de orujo en un entorno que reproduce un mercado medieval. En Galicia, donde el orujo es toda una institución, se ha creado una denominación de origen propia (el orujo de Galicia) para diferenciarla del resto de orujos nacionales. Otros países tienen equivalente a este tipo de procedimiento. De hecho, se podría decir que el orujo está emparentado con los marc franceses, las grappas italianas, las bagaçeiras portuguesas o los tsiroupos griegos.   Obtención del orujo Para elaborar el orujo se emplea el hollejo de la uva. Es decir, a lo que queda de la uva una vez que se ha extraído su jugo para hacer mosto, las partes sólidas de la fruta. Estos restos se fermentan y destilan, directamente por vapor de agua o previa adición de agua, pudiendo añadirse lías en una proporción determinada. Se trata, pues, de una destilación lenta y constante en la que se buscan los componentes aromáticos de los orujos, a los que se agrega una gran cantidad de alcoholes. Los licores obtenidos por este procedimiento se pueden comercializar el mismo año de su cosecha, aunque los más preciados son los que se dejan madurar durante cierto tiempo. Los orujos de hierbas se maceran con diferentes tipos de hierbas que, en ocasiones, supera las 30 variedades. Un proceso que se mantiene durante varios meses y que acaba con un proceso en el que se endulza el licor y se suele filtrar para evitar que aparezcan nieblas o contaminantes que desvirtúen el resultado final. crema Tipos de orujos Podemos encontrar diferentes tipos de orujos en el mercado, todos ellos con características muy definidas y un sabor diferente. Los más habituales son: aguardiente blanco, aguardiente crema (también conocido como crema de orujo), el aguardiente de hierbas y el aguardiente con café. También son muy populares son orujos que se conocen como «té de los puertos» o «café de los puertos» (muy empleado por los cazadores y pastores que trabajan en las montañas). Orujo_de_hierbas

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *