Ginebra Puerto de Indias: la Premium sevillana

Dos variedades de Gin Premium Puerto de Indias: la Strawberry y la tipo Seca

Dos variedades de Gin Premium Puerto de Indias: la Strawberry y la tipo Seca

Producida por la empresa Los Alcores de Carmona, una empresa fundada en el año 1880, Ginebra Puerto de Indias es, desde el año 2013, uno de los valores en alza de la producción alcohólica que se elabora en la provincia de Sevilla. Se trata de una iniciativa de dos hermanos, socios fundadores de la marca, José Antonio y Francisco Rodríguez, que quisieron probar suerte creando un sello propio de espiritosa en la localidad de Carmona. Esta empresa, que ya destacó por crear el primer pacharán natural andaluz, ampliaba así su catálogo de productos, comenzando un plan de expansión que le ha llevado a estar en todas las grandes superficies de España y del extranjero, siendo muy popular en Reino Unido, Holanda y Portugal. Ginebra Puerto de Indias: proceso de elaboración La premium sevillana se elabora en alambiques de cobre decanos con más de 130 años de historia. En el proceso de destilación se emplea el fuego originado por la leña de olivo, un material que cuenta con un alto poder calorífico. [AdSense-A] instalaciones-gpi3 En su realización se utiliza el agua de un manantial natural que brota de una roca. Un agua que anteriormente fue empleado para alimentar una terma romana y, posteriormente, a un molino árabe. Para enriquecer su sabor y aroma, se emplean productos naturales (variedades botánicas y frutas) de toda Andalucía. Así, la Gin Premium Puerto de Indias se presenta en dos variedades: la Strawberry (que incorpora fresas de la provincia de Huelva en su realización) y la tipo Seca (más corpulenta y clásica que la anterior). Ginebra Puerto de Indias: en constante expansión Para optimizar su producción, a lo largo de 2015 ha instalado un nuevo sistema de embotellado que ha generado nuevos puestos de empleo. Una inversión que ha permitido a la empresa multiplicar por diez su producción alcanzando las 12.000 botellas diarias, lo que le ha permitido poder llegar a acuerdos con grandes superficies y grupos de distribución, al poseer un stock suficiente para atender la demanda de estos espacios de negocio. La nueva maquinaria ha hecho posible la creación y ampliación de más turnos de trabajo en la planta de producción. Un hecho que se ha traducido en la generación de más puestos de empleo. Y es que la marca va a necesitar, cada vez más, personas que realicen diferentes tareas como: despaletizar, alimentar las botellas en línea, empaquetarlas y paletizar. Conscientes de que uno de sus valores diferenciales es la calidad del producto, los responsables de Los Alcores de Carmona han renovado también su sistema de control y de taponado. Una parte del trabajo en la que han incorporado sistemas de alta precisión tecnológica. Lo que ha posibilitado ahorrar tiempo y prestar un mayor cuidado y atención al control de calidad, una de las partes más significativas de la cadena productiva. Durante su primer año completo de andadura, Ginebra Puerto de Indias facturó 5 millones de euros.
Fase del proceso de embotellado

Fase del proceso de embotellado

Historia de la marca

La destilería donde hoy día se elabora la ginebra Puerto de Indias se fundó, en la localidad sevillana de Carmona, en el año 1880. Esta iniciativa corrió a cargo de un emigrante vasco, Izaguirre, que huyendo de las guerras carlistas, y con conocimiento sobre la destilación, se instaló en la referida ciudad y creó, en un cortijo próximo, una destilería, aprovechando la existencia de un manantial de aguas subterráneas.
Alambiques de cobre del siglo XIX

Alambiques de cobre del siglo XIX

La destilería se fundamenta en dos alambiques de cobre que en la actualidad tienen 130 años de antigüedad, y presentan una capacidad de 400 litros. En ellos se siguen destilando los productos que elabora la marca: el anís Los Hermanos, la ginebra Puerto de Indias, así como los licores y el pacharán andaluz natural Triunfo.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *