Té Matcha: la bebida ceremonial zen

  El té matcha es una variedad de té molido que suele emplearse en las ceremonias religiosas japonesas. La costumbre de moler el té suele situarse en China, donde se consumía de esta formal habitualmente. Su introducción en el país nipón se atribuye al monje budista Eisai quien, en el año 1191, lo empleaba en sus rituales budistas. Precisamente por este vínculo con la creencia Zen se sigue empleando hoy día en Japón, mientras en China su uso se ha perdido.

Cómo se obtiene el matcha

Para obtener esta variedad de té se deben cubrir las plantas varias semanas antes de su recolección. De esta manera, se evita su exposición a los rayos solares y se obtiene unas hojas de un color verde más intenso y un té con sabor más dulce. [AdSense-A] Una vez recogidas a mano las hojas, el té se seca en una superficie plana. Cuando ya han perdido toda la humedad, se retiran los tallos y las venas y, posteriormente, se muelen. El resultado de este proceso es un polvo fino de color verde intenso que se denomina “matcha”. Obviamente, esta especie de polvo de piedra de tierra no se ha sometido a fermentaciones o a tratamiento de ningún otro tipo. Antes de calentar agua y mezclarlo con el matcha, se deben eliminar los grumos del té para conseguir que el resultado sea homogéneo. En la ceremonia japonesa del té se emplea una sola cuchara de este té, se deposita en un recipiente donde se airea con ayuda de una brocha de bambú, se añade el agua caliente y se agita rápidamente. La idea es que quede una bebida cremosa, con espuma en su superficie. El matcha de mejor calidad es el que se cultiva y elabora en la región de Nishio, en Japón. Esta zona está considerada la premier Matcha del Mundo.

Propiedades y beneficios del Té Matcha

Al ser un té que se toma íntegramente, no en infusión, aprovechamos más los nutrientes que nos aporta la planta, sobre todos los antioxidantes (polifenoles) que contiene (que superan a los del té convencional). El matcha contiene más teína que otros tipos de tés, por lo que es un excitante natural que hay que consumirlo con precaución (los expertos destacan que un vaso de matcha equivale a diez vasos de té convencional). A pesar de todo, el matcha consumido adecuadamente es un buen aliado para combatir el estrés, reducir la inflamación, retrasar el envejecimiento, estimular las defensas y combatir el colesterol. Hay nutricionistas que lo emplean en sus dietas como quemador de grasa, pues aumenta la actividad del metabolismo. Se puede incorporar a las comidas. De hecho, es un ingrediente habitual de la repostería japonesa. Ofrece un color verde intenso a los platos de los que participa.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *