Tipos de tazas para café

Taza grande para café capuccino En el mercado podemos encontrar muchos tipos de tazas para tomar café. Todas ellas se han pensado para que podamos servir y degustar el café en todo su esplendor, pero lo cierto que es no siempre sabe igual. Y es que, dependiendo del material con el que se haya fabricado la taza, su capacidad o forma influyen en la experiencia sensorial que es beber una taza de café.  

Tipos de taza para tomar café: Materiales

Podemos clasificar las tazas para tomar café atendiendo a los materiales que se han empleado para su fabricación. De esta manera podemos adquirir los siguientes tipos de tazas:
  • De porcelana o cerámica. Son las más habituales. Conservan durante mucho tiempo la temperatura del café y lo protegen de la luz solar. Es ideal para tomar café acompañado pues permite disfrutar de la bebida caliente durante más tiempo.
  • De cristal. Se imponen en el mercado y cada vez son más las personas que prefieren beber café en este tipo de contenedor. Su principal ventaja es que permite ver el contenido, con lo que podemos apreciar sus colores, matices y distintas capas cuando el café es un combinado. Eso sí, pierde el calor a mayor velocidad que le porcelana.
Tazas de café decoradas
  • De metal. Son tazas que se han diseñado para tomar café en condiciones extremas. Por ejemplo, durante una acampada o de excursión. Aquí la principal (y única) ventaja es que no se rompe, pues si no queremos que pierda calor lo mejor es que calentemos el recipiente antes de echar la bebida. De otra forma, el líquido sufrirá un contraste térmico y se enfriará con rapidez.
  • Doble aislamiento. Son tazas que se han fabricado con porcelana o cerámica pero que en su capa interior tienen un baño de vidrio. En este caso, el café se mantiene caliente durante mucho más tiempo.
  • De material desechable. Son tazas especialmente pensadas para fiestas al aire libre. Permiten invitar a los comensales a café sin sufrir por la integridad de las tazas. En este caso, hay que beberlo relativamente rápido porque se enfría con rapidez y no alimenta la experiencia de tomar un café en compañía.
Así pues, atendiendo al espacio en el que te encuentres y los parámetros que valores a la hora de tomarte un café, deberás escoger un tipo de taza para tomar café u otro. Taza de porcelana para café

Tipos de taza para tomar café: Capacidades

Dependiendo del tipo de café que quieras tomar, necesitarás un tipo de taza u otro. Y es que no ocupan en mismo volumen un cortado, que un manchado o un capuchino, por lo que seleccionar la taza adecuada en este caso es fundamental. En Cultura Líquida te hacemos las siguientes sugerencias:
  • Café cortado, espresso o solo. Taza pequeña, cilíndrica y de poca capacidad. Se trata de que la podamos coger rápidamente y beber su contenido de un solo trago.
  • Café Capuchino. En este caso vamos a necesitar una taza de gran capacidad (en torno a los 150-200 mililitros). Y es que se trata de un café que requiere tiempo para que sus componentes se mezclen. En muchas cafeterías, los capuccinos, los cafés irlandeses, los machiattos, americano, glacé; latte, etc. se sirven en tazas de cristal para que el cliente pueda disfrutar del contenido observándolo a través de la taza. Un festival de colores y texturas que multiplica el gozo de disfrutar de un café.
  • Café helado. Este tipo de café se sirve en vaso largo de cristal. Se trata de que se mantenga fresquito y de que podamos ver su contenido, especialmente el hielo picado impregnado en café.
De manera que, al escoger un juego de tazas para tu vivienda, ten en cuenta qué variedad de café es el que más se consume. En función a ellos, escoge el número de tazas que creas conveniente y adquiere aquellas que te resulten más atractivas para tu estilo o ambiente decorativo.

Acerca de Carolina Ramos Fernández

Periodista todoterreno con una amplia trayectoria profesional en la redacción de contenidos para empresas e instituciones, encuentra en Cultura Líquida la manera de dar rienda suelta a su pasión por lo cotidiano. Breves crónicas donde la curiosidad, las tradiciones, lo ancestral y los tecnológico se dan la mano materializadas en diferentes brebajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *